Conservación del Parmigiano Reggiano

Las cuñas de Parmigiano Reggiano envasadas al vacío pueden conservarse en el frigorífico durante unos meses.

Si al comprarlo no está envasado al vacío o si ya está abierto, debe conservarse en el frigorífico, a poder ser a 4°C.

Las cualidades sensoriales del Parmigiano Reggiano no cambian si se conserva o se envuelve en plástico, aunque debe examinarse con regularidad.